Esperamos tu historia corta o larga... Enviar a Latetafeliz@gmail.com Por falta de tiempo, no corrijo las historias, solo las público. NO ME HAGO CARGO DE LOS HORRORES DE ORTOGRAFÍA... JJ

Solo un sentimiento - Frida - 4

CAPITULO 4
Estaba todo preparado, una manta en un buen lugar en el césped con una cesta con unos sándwiches y una botella de vino, deje a mis amigos vigilando y me fui a por Liz, llego a su portal y llamo me dice que ya baja y yo espero nerviosa. La veo y me quedo embobada, lleva unos jeans ajustados con unas botas por encima de las rodillas, una camiseta de tirantes blanca y por fuera una camisa azul que le queda perfecta.

El bosque de La Truvia - Gabdota - 9

Capítulo 9
Abriendo un portal

–Dime algo Elizabeth ¿Qué es lo que más deseas en este mundo? Preguntó Johan.
–Amor… quiero que una persona me ame, quiero saber que se siente que te contemplen, que te añoren, que te extrañen…-Exclamó Elizabeth bajando la mirada con tristeza. Johan sabía que Elizabeth estaba lista para abrir un portal en su interior, pero no tenía la energía ni el tiempo suficiente para llevarla muy lejos…

Solo un sentimiento - Frida - 3

CAPITULO 3
Cuando estoy a punto de besarla siento como me toman del brazo desde atrás, una chica a la que no puedo ver claramente me planta un beso en la boca ante mi sorpresa. Cuando logro reaccionar me doy cuenta que es la chica con la que pase una noche y que no logre recordar el nombre, me aparto y me giro para explicarle a Liz pero esta ya ha desaparecido de mi vista. Me vuelvo a girar

El bosque de La Truvia - Gabdota - 8

Capítulo 8
La destrucción como método de creación

– ¿Cómo permitiste que se escaparan Natan? Preguntó con suavidad un hombre en el rincón de la habitación de descanso.
–Le puedo jurar que no fue mi culpa, hace un tiempo me encargue de cambiar las cerraduras, de asegurar cada puerta del primer nivel, no entiendo como lograron escaparse, obviamente tuvieron… ayuda-Respondió Natan con desesperación en los ojos y un temblor evidente en las manos, sabía lo que implicaba fallarle a ese hombre…

Solo un sentimiento - Frida - 2

CAPITULO 2
Llevaba acudiendo a la cafetería durante toda la semana con la esperanza de volver a ver a Liz, pero mi decepción al no lograr verla fue creciendo con los días hasta que me di por vencida y a la semana deje de acudir. Una mañana me levante raramente optimista, me miro al espejo y me sentí bien conmigo misma, no es que sea una chica guapa pero mis ojos marrones son muy expresivos y cuando quieren denotan cierta rebeldía, tengo una nariz mediana y unos labios gruesos, mi piel es morena como consecuencia de mi descendencia latina y mi cuerpo guarda unas medidas en sincronía, es decir tengo una medida de pecho normal y un buen culo como me dicen mis amigos y varias personas más. Después de esa porción de optimismo me visto y me arreglo para ir a la universidad, cuando llego veo a mis amigos como siempre sentados en el césped riendo y haciendo tonterías, me siento con ellos y empiezan a molestarme nada mas verme.

El bosque de La Truvia - Gabdota - 7

Capítulo 7
Saltemos a la nada

–Llevamos horas cabalgando entre arboles y rocas, estoy cansada sabes, deberíamos parar- Dijo Gloria entre un largo bostezo. –De acuerdo princesita, vamos a quedarnos a la orilla del río así podremos recoger algo de agua mientras comemos. El paisaje del bosque era algo estupendo, habían pinos, robles, y algunos árboles bastante bondadosos y curiosos, el suelo estaba repleto de grama, hojas y frutas que caían de algunos árboles empinados, el río era cristalino, y aunque todo el tiempo hacia frío en las profundidades del bosque, Elizabeth podría jurar que algunos árboles en especifico eran tan cálidos como cómodos,  todo se sentía tranquilo, de vez en cuando escuchaban a lo lejos el canturreo de algunos pájaros pero nunca los veían, habían cabalgado por horas y aún no se encontraban con nadie… era bastante extraño…

Solo un sentimiento - Frida - 1

CAPITULO 1
Menudo día más raro llevaba. Primero me levanto en una cama que no es la mía y en una casa que por supuesto tampoco era la mía y con una chica cuyo nombre ni me acordaba, por suerte logre irme utilizando una excusa para no decir lo que en realidad pasaba y era que simplemente la noche había acaba al igual que mi tiempo con ella. No es que sea una mujeriega que se acostaba con una mujer diferente cada noche… mañana o tarde. 

El bosque de La Truvia - Gabdota - 6

Capítulo 6
La dualidad  

–Despierta. Despierta.- ¿Qué? ¿Quién habla? Pregunto Gloria bastante alterada al despertarse, estaba segura de haber escuchado una voz, sabía que pensar en las historias que había escuchado no haría nada bueno en su cabeza. En las afueras de la casa se escuchaban gruñidos, sabía que su perro Dantes estaba abajo, no le pasaría nada, probablemente era un animal perdido y fue entonces cuando escucho a su perro gemir del dolor… busco la ventana más cercana para ver…- imposible, no puede ser cierto, tomo algo de ropa y salió corriendo, había dejado su caballo cerca de la entrada de la casa, se monto en el sin mirar atrás, sabía que había alguien, algo…pero no quería mirar…no podía mirar…

El bosque de La Truvia - Gabdota - 5

Capítulo 5
La diosa de la madrugada
… ¿Por qué tengo que seguir viviendo?- Pregunto con pesar un cansado hombre de aspecto hambriento a su sombra en la pared- Puedes morir si quieres, pero qué sentido tiene morir si de igual modo volverás a este mundo a pagar tus penas, vive, aprende a vivir con el dolor de la falta que llevas en tu corazón, no seas cobarde, llena tu vacío-dijo la sombra –No puedo, no puedo más, por favor… ayúdame a morir de una vez por todas.
Y sin poder evitarlo un torbellino de lágrimas salieron de sus negros e hinchados  ojos. –Ya no puedo más, tú no sabes lo que es dolor.
– Miserable, eres un ser humano miserable, cométela, ten la valentía de probar su carne-

El bosque de La Truvia - Gabdota - 4

CAPITULO 4.
La noche de las wiccas

  -Apresúrense, vamos tarde, ya la luna va a salir- Dijo Glass la anciana bruja del bosque de la Truvia. Necesito que esta noche salga perfecta, presiento que algo grande pasará pronto en este bosque y debemos evitarlo a toda costa ¿Dónde está Nessis?- No lo sé anciana Glass, llevo noches sin verla, estoy algo extrañada por eso, pero quizá aparecerá esta noche- Respondió una de las brujas del gran grupo- Bueno, no importa comencemos a preparar el ritual, acomoden las dagas, la sal y las espinas de las rosas en la tierra fértil del bosque. Las jóvenes brujas vestidas con capas negras y desgastadas procedieron a realizar un enorme circulo en la tierra con sal, al terminarlo, colocaron en  el centro del circulo un par de dagas muy afiladas, las cuales al parecer tenían un poco de sangre de ovejo y para terminar colocaron en un punto céntrico, pequeñas montañas de espinas, las cuales fueron rellenando el circulo poco a poco.- Está todo listo Anciana Glass- Dijo una de las brujas del grupo. –Bueno, entonces procedan a beber todo el vino que puedan, y que los Dioses nos guíen en esta predicción y que la naturaleza nos proteja de una mala bendición, este ritual ha iniciado, y terminará con mi visión.

El bosque de La Truvia - Gabdota - 3

CAPITULO 3
Las advertencias del bosque.
Alguien estaba tocando la puerta, Elizabeth sorprendida y algo exaltada, fue abrirla. Era extremadamente curioso y sospechoso que alguien tocara su puerta, se suponía que estaba en medio de la nada. Al abrir para su sorpresa encontró a un hombre de aspecto terrible, con cicatrices en las manos, vestimenta desaliñada, y medio rostro lleno de agujeros profundos que parecían un panal de abejas lleno de una sustancia negra y algo de pus. Era totalmente detestable y asqueroso mirarlo a la cara, por lo cual evito hacerlo inmediatamente luego de verlo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...